Qué es

image_pdfimage_print

QUE ES LA EM

La Esclerosis Múltiple (EM) es una enfermedad del sistema nervioso central (SCN), es decir, de los nervios que forman el cerebro y la médula espinal. Sus causas son desconocidas y aún no se puede prevenir ni curar. No obstante, no es mortal y se están consiguiendo grandes progresos en su tratamiento y en la identificación de los mecanismos que hay implícitos en su desarrollo.

La palabra esclerosis viene de la palabra griega skleros, que significa duro. Esclerosis múltiple significa que múltiples áreas de tejido están lesionadas, también llamadas placas, a causa de la desmielinización, o destrucción de la mielina, que es la cobertura grasa que cubre las fibras nerviosas. La mielina está compuesta por capas de membranas celulosas que se producen en el cerebro y en la médula espinal, gracias a unas células especializadas que se llaman oligodendrocitos. Las capas de mielina se sitúan en forma de segmentos a lo largo de los axones, largos filamentos que transportan los impulsos eléctricos desde las células nerviosas. Los segmentos están separados entre sí por pequeños ramilletes, que reciben el nombre de nodos de Ranvier, que a su vez contienen iones de sodio. Estos iones de sodio son importantes para impulsar las cargas eléctricas necesarias para transmitir las señales entre los nervios. Cuando se destruye la capa que cubre la mielina durante el proceso de la Esclerosis Múltiple, las señales que se transmiten a través del sistema central nervioso se interrumpen. En muchos casos el cuerpo compensa la pérdida de mielina aumentando la densidad de los canales de sodio, para que las cargas eléctricas puedan continuar, a pesar de la pérdida de mielina. Los nervios también retienen la capacidad de producir mielina. Por desgracia, el proceso de la enfermedad elimina estas acciones correctivas. Los expertos al principio pensaban que durante el proceso de la enfermedad el volumen de axones era más que suficiente. Sin embargo, las investigaciones han demostrado que muchos quedaban afectados por la esclerosis múltiple y que, de hecho, la destrucción de los axones, y no la desmielinización, puede ser el factor causante de la gravedad de la enfermedad.

Vivir con Esclerosis Múltiple from Esclerosis Múltiple España on Vimeo.

La esclerosis múltiple se define como una enfermedad autoinmune; es decir, el sistema inmune del cuerpo está afectado por factores genéticos o ambientales, o por ambos y eso provoca que el sistema ataque a sus propios tejidos. En el caso de la esclerosis múltiple, estos tejidos es la mielina, que cubre las fibras nerviosas del cerebro.

Los síntomas, la severidad y el desarrollo de la esclerosis múltiple pueden variar ampliamente, según el lugar donde se encuentren las placas y la extensión de la desmielinización. Normalmente, los especialistas agrupan la esclerosis múltiple en cuatro tipos: esclerosis múltiple remitente recidivante, primaria progresiva, secundaria progresiva y progresiva recurrente. Las tres últimas formas a menudo se agrupan en la categoría de Esclerosis Múltiple crónica progresiva.

Esclerosis Múltiple Remitente Recidivante Normalmente, la esclerosis múltiple remitente recidivante afecta a personas jóvenes y representa la forma más común de la EM. Los síntomas son muy fuertes durante varios días y posteriormente remiten durante las siguientes semanas (entre cuatro y ocho). Aproximadamente la mitad de los pacientes que sufren este tipo de Esclerosis Múltiple tiene síntomas bastante suaves. Los períodos de remisión, cuando los síntomas mejoran o desaparecen, pueden aparecer espontáneamente o pueden estar causados por fármacos inmunosupresores. Cuando ocurre de manera espontánea, probablemente se deba a que las células nerviosas desmielinizadas, compensan esta deficiencia creando una línea de ramilletes de iones de sodio, que siguen emitiendo las cargas eléctricas. Una persona que sufra esclerosis múltiple en remisión puede sufrir ataques agudos y no darse cuenta; puede que se les quede una mano entumecida durante unos días, o que experimenten una ligera torpeza al andar o al coordinar.

EM primaria progresiva La esclerosis múltiple primaria progresiva progresa de manera continua y gradual, sin remisiones. De vez en cuando se estabiliza, e incluso es posible que mejore levemente. Esto ocurre en aproximadamente el 10% de los pacientes que tienden a ser mayores de lo habitual en el momento del diagnóstico de la enfermedad.

EM secundaria progresiva La esclerosis múltiple secundaria progresiva es inicialmente remitente recidivante y posteriormente sigue un curso progresivo entre los brotes, con mayor o menor afectación; ocurre en un 50% de los casos a los 10 años de evolución y en un 90% a los 25 años.

EM progresiva recurrente La enfermedad es progresiva desde el principio, con fuertes ataques de síntomas y deterioro continuo entre recaídas. Esta forma de EM es muy poco frecuente.

Explicación de la Esclerosis Múltiple en versión viñetas por la FELEM:

Aquí tenéis una breve explicación en versión viñetas lanzó la FELEM hace años con el título “Lo que todo el mundo debe saber sobre la Esclerosis Múltiple“.